lunes, 28 de agosto de 2006

Hay dias en los que en el trabajo me siento feliz...

Yo trabajo en una empresa gorda, es una agencia de publidad, y esta divida (nuestro piso) por peuqeñas oficinas, en las que entramos 3 personas por celda (como yo las llamo, de ahi que la gente me mire raro cuando hablo de mis compañeros de celda... pero bueno).

Cuando digo que me siento feliz es por que siempre hay un buenrollo impresionante, vacilando al pobre Sandy con el tema de su homosexualidad, o llamandole gay directamente... parece que no le preocupa...ya que es cubano y no se estresa.

Luego esta Facundo... es argentino... poco mas debo decir... pero esto no es todo.

Es que ahora mismo miro a la ceda de mi derecha y veo a Javier un compañero tirando de los pelos del brazo a david, mientras le dice:

-A que molesto... - tirando más fuerte- ¡Aque molesto!-

A lo que David retira el brazo con un sonoro

-¡Joder!, ¿y si te tiro de los pelos de las pelotas?-

Despues de esto..decido mirar a mi izquierda y que veo a un copañero (Dani) pegando un cartel en los cristales que dan al pasillo, donde pone:

-¡POR FAVOR! No golpeen los cristales, los monos se ponen nerviosos.

Es en este momento cuando Facundo vuelve con una impresion de una bomba con el codigo corporativo de movistar (nos solemos referir a los marrones de movistar como bombitas, de hay la gracia) y evedentemente no podemos evitar pegarla, hacia el lado de la celda de nuestros compis, que nos miran y niegan asustados..mientras se rien...

La verdad es que en esta empresa hay cosas que no molan, pero dias asi, son impagables...

Quizas algun dia os cuente el dia que llegue tarde y me encontrea todo cristo jugando con palas de playa en el hall.

Un saludet ;)... nos vemos gente.

2 comentarios:

Rhiwen dijo...

Joder, qué envidia... yo quiero currar ahí!!!!! Hacedme un hueco! Si yo aprendo rápido :-P

Susan Sto Helit dijo...

Nosotros nos llevamos también muy bien, y escenas de esas también las presencio bastante a menudo (algunas son tan ridículas que preferiría presenciarlas menos a menudo) y algunos viernes hacemos carreras de sillas... (como las del anuncio del desodorante que sigue trabajando) y ahora no hay jefes encima... jajajaja. Y en mi curro me regalan entradas (para conciertos, por ejemplo) jijijiji.